Si vas solo viajarás más rápido, pero con un equipo llegarás más lejos

   

 

 

Trabajar en equipo es una experiencia que todos hemos tenido, que probablemente genera diferentes emociones.

Todos hemos pasado por ese equipo en donde no hay buena comunicación. Ese equipo donde las expectativas no estaban claras, donde la falta de responsabilidad y compromiso fueron un obstáculo y las metas no se pudieron lograr.

Dicha experiencia puede hacer que muchos decidamos trabajar solos. Si, es cierto que solos podemos avanzar más rápido, pero juntos llegaremos más lejos.

¿Cuántas veces te ha pasado que no tienes muchas ganas de hacer ejercicio pero por no dejar mal a un compañero haces el esfuerzo?

¿Cuántas veces has estado bajo de energía y una conversación con un amigo te puede cambiar la perspectiva?

Los seres humanos somos un ser social. La clave está en encontrar los ambientes adecuados para minimizar nuestras debilidades y maximizar nuestras fortalezas. Debemos situarnos en los ambientes que nos permitan ejecutar con eficiencia y eficacia.

Trabajar en equipo siempre será una experiencia positiva si tomamos el enfoque adecuado. Siempre habrá algo que aprender en esa experiencia, que nos permitirá mejorar en algún aspecto.

Exploremos juntos algunos de esos aprendizajes.

 

Compartir es el Secreto de Vivir

 

KIBEL:

Todos para uno y uno para todos.

¿Cuándo realmente ocurre algo como esto?

Cuando primero estoy para mi. Cuando me ocupo por conocer de mis habilidades, funciones, tareas. Y por qué no, pasiones.

Cuando trabajaba como psicóloga deportiva, en un equipo de fútbol de Tercera División, y me tocaba trabajar con uno de los delanteros del equipo yo acudía a mis preguntas básicas que nunca buscaban respuestas básicas.

Le decía, ¿cuál es tu verdadera función en el equipo? Su mirada, obvio, era para llevarme bajo tierra de lo absurda que parecía ser. Pero a medida que me desglosaba las respuestas, supimos darnos cuenta que habían funciones más claras que otras.

¿Qué se busca con este tipo de preguntas? Claridad y foco. De ti dentro de un equipo.

Es solo a partir de la claridad y el foco en el campo de trabajo que puedes reconocer e invitar a formar parte al otro, y al otro a formar parte de ti.

Entonces, ¿sabes realmente de tus funciones dentro de los grupos o equipos a los que perteneces? ¿Hay funciones difusas?
Comienza por tener claridad de tus funciones y tareas a desempeñar para que el camino a transitar también lo sea.

Para ello, 

  • Está presente para ti. Reconoce tu presencia dentro del equipo. Cual es tu verdadero aporte al grupo. Está presente en el equipo
  • Que tu destreza tenga fuerza y claridad
  • Hazla una contigo, ten el compromiso de dar siempre lo mejor de ti
  • Responsabilízate por tus acciones. Tú causas en el equipo, para luego el equipo causar en ti

Es cuando estoy para mi que puedo involucrar al otro. Sabiendo esto, podré saber la influencia que tengo en otros y cómo los otros también influyen en mi.

Entonces, una vez que los objetivos, destrezas y tareas están claras, ¿qué hacemos?

A ver, en el Postgrado de Dinámicas de Grupo que tomé en Venezuela ocurría que cada tema lo abordábamos los estudiantes. Por supuesto, eran sesiones teórico- prácticas.

Una vez, a mi y a Pedrito nos tocaba, por ejemplo, preparar la clase de ‘Cómo dar y recibir feedback’.

¿Objetivo claro? Sí, debíamos elaborar el Plan de sesión y el Manual del facilitador sobre los tópicos relevantes que buscábamos dar y hacer los ajustes pertinentes.

Hacer el Plan y el Manual era riguroso. No solo por la complejidad de seleccionar los tópicos relevantes, sino porque también teníamos que incorporar nuestro proceso grupal.

Como estudiantes de la Especialidad de Dinámicas de grupos teníamos que entender y vivir(nos) como grupo.

Finalmente, cuando elaboramos la sesión debíamos reunirnos con la profesora y explicarle todo lo que planeábamos hacer para la clase. Faltaba el sí o no de todo lo que habíamos hecho.

A lo que la profesora incorporó:

Y, ¿cómo les fue a ustedes en la planificación de la actividad? ¿Cómo fue su interacción en la elaboración de esta sesión? ¿Cómo pusieron en práctica el darse y recibir feedback del otro en los desencuentros de ideas?

Wow. Wow. Wow. Así, tres veces.

Me encanta cuando las preguntas resetean mi sistema. Estas lo hicieron. Y tienen vigencia cada vez que me sumerjo en un grupo o equipo.

¿Qué tópicos están trabajando en tu equipo? ¿Cómo vives tú ese tópico en el grupo? ¿Cómo vive el tópico el equipo?

Bien sea eficiencia, comunicación, optimizar servicio, ventas, marketing. ¿Cómo viven el tópico?

No olvides que las metas grupales están compuestas de personas. Cada persona está o debe estar sintonizado a su proceso individual para luego darse cuenta del proceso grupal al que está inmerso.

Sácale todo el provecho a los equipos o grupos a los que perteneces hoy. Optimiza tu proceso individual.

Ayúdate a ayudarte:

  • Describe las características que tienes que facilitan las relaciones interpersonales dentro del equipo. Y, ¿cuáles facilitan la consecución de las metas/objetivos del equipo?

  • Describe las características que tienes que no facilitan las relaciones interpersonales dentro del equipo. Y, ¿cuáles no facilitan la consecución de las metas/objetivos del equipo?

 

ALEJANDRO:

Es cierto que viajando solo podrás avanzar más rápido, pero viajar en grupo te permitirá llegar mucho más lejos!

Neil Gaiman, autor que ha estado en la lista de los más vendidos del New York Times, dio un discurso de graduación en el cual menciona lo que pueden ser consideradas las 3 cualidades principales para el trabajo en equipo.

Las cualidades son:

  • Calidad

  • Puntualidad

  • Relación

El caso ideal es alguien quien hace un trabajo de gran calidad, lo entrega a tiempo, y además es una persona con la cual es agradable trabajar.

Lo mejor del caso es que para ser exitoso no se necesitan las 3. Vamos a tomar una mirada más de cerca a la relación, que es lo que puede tener un mayor impacto en el trabajo en equipo.

Que alguien sea agradable va a depender completamente de la perspectiva y expectativa que tengan las personas que están a su alrededor. Esto no quiere decir que debes prestar atención a los que están a tu alrededor y entonces hacer lo que ellos consideren agradable. Quiere decir que debes entender cuales son tus fortalezas y debilidades, debes saber cuál es la imagen de ti que quieres proyectar, y entender si estás comunicando ese mensaje de la mejor manera posible.

Si tu te consideras una persona que sabe escuchar a los demás y absolutamente todas las personas a tu alrededor dicen que no sabes escuchar entonces hay algo que se debe cambiar.

En mi caso, ya he identificado que la variable en la cual debo seguir trabajando es la Relación.

En diferentes escenarios (universidad, diferentes trabajos, el MBA y proyectos en los cuales me he involucrado) he recibido validación y buen feedback de la calidad de mi trabajo. No quiere decir que no sigo trabajando en mejorar la calidad, sino que sé que voy por buen camino.

Además, se que una de mis fortalezas es el manejo del tiempo y toma de decisiones. Siempre tengo calendarios, listas de actividades y prioridades, que me permiten hacer mis entregas y cumplir con mis responsabilidades a tiempo. Sigo ajustando pero sé que en ésta área también voy por buen camino.

Pero no siempre es así con las relaciones a la hora de trabajar. Precisamente por mi fortaleza del buen manejo del tiempo, me cuesta un poco trabajar con personas que no logran hacerlo.

Lo cual quiere decir que hay 2 cosas en las cuales me debo enfocar:

  • Buscar personas que valoren las mismas cosas que valoro yo a la hora de trabajar en diferentes proyectos

  • Desarrollar empatía y buenas habilidades de comunicación para poder trabajar con personas que tienen diferentes metodologías y estilos

¿Tú sabes cuales son tus fortalezas y debilidades? ¿Cuáles son los pasos que debes tomar para mitigar las debilidades?

 

Para Llegar Más Lejos!

 

Trabajar en equipo siempre va a ser una experiencia que tendremos que encarar, de una u otra manera. Dependerá de nosotros incluir nuestros sentidos y estar activamente en el proceso que ahí esté creándose con nuestra participación y la participación de los demás integrantes.

La invitación está en constantemente involucrar acciones que velen por crecer a nivel personal y grupal.

En todo proceso grupal, siempre comienza por tu proceso personal:

  • Recuerda siempre iniciar por ti. Tu presencia en el equipo es tu mayor responsabilidad. Estar presente es corresponderte en foco y atención a todo lo que se esté experimentando en el equipo.

  • Ten claridad sobre tus funciones y responsabilidades. Pregunta y aclara todas las veces que sean necesarias. Reconoce tus límites.

  • Ten el compromiso de siempre dar lo mejor de ti.

  • Responsabilízate por tus acciones

  • Solicita ayuda cada vez que lo requieras.

  • Brinda apoyo a los demás.

  • Identifica a qué te invita a pensar, hacer o dejar de hacer el tópico que están trabajando en el equipo a ti.

  • Identifica cómo lo que se está viviendo en el grupo puede ayudarte en tus otras áreas de vida.

Luego, cuando estés sumergido en el proceso grupal, recuerda de potenciar en ti y en el grupo las 3 cualidades principales del trabajo en equipo:

  • Calidad

  • Puntualidad

  • Relación

Recuerda que la buena noticia es que no tienes que tener todas las cualidades tú. Pero sí que identifiques cómo estás en cada una de éstas y sepas identificar las próximas acciones a seguir manteniendo o esas nuevas a incorporar en aquella cualidad que quieras optimizar tus resultados.

Para mayor información sobre dinámicas o estrategias que quieras incorporar en tus equipos de trabajo, no dudes escribirnos con tus inquietudes personales o corporativas y con mucho gusto podemos conversar con mayor profundidad.

Este artículo fue escrito for Kibel Manzano y Alejandro I. Sanoja